Un poco de historia

HISTORIA DEL PUEBLO DE “EL CARRIL”

Breve reseña historica de la creación del pueblo de El Carril
  • 31-01-2011
  • Imprimir
  • (6)
  • (1)
  • Agrandar texto
  • Agrandar texto
  • (2433 lecturas.)
  • Compartir
  • Compartir
  • Compartir

Por Víctor Hugo Juarez

Mapa de El Carril
Mapa de El Carril

 

ORIGEN DE SU NOMBRE

 

                        EL CARRIL significa “ruta“, “huella“, “surco”, camino de paso, el que en el siglo XVIII era él transito obligado y vía de comunicación entre los Valles Calchaquíes y el Valle de Salta.

                        Fue posta o parada estacionaria de comerciantes, artesanos y alfareros que desde Potosí, Perú, Tarija, Córdoba, Santa Fe, Los Valles de Catamarca, Calchaquíes, y de Lerma, venían entre los meses de Febrero y Marzo, a los predios de Sumalao, donde se llevaba a cabo la Gran Feria Anual de Salta.

                        El establecimiento paulatino de vallisto, españoles y de grupos culturales como: cholos, negros y esclavos, posibilito el desarrollo de las haciendas a orillas de El Carril de Chicoana.

                        De esta manera se fue formando un núcleo poblacional espontáneo y progresista que constantemente reafirma su condición de nudo troncal de comunicación.

                        Documentos históricos de distintas épocas, registran el nombre al  igual que permiten vislumbrar su significado de actividades económicas y conformación socio-cultural.

 

 

 

PERIODO Y ETAPA DE FORMACIÓN EN LA HISTORIA DE “EL CARRIL”

         

        Sosteniendo que no existe pueblo sin historia y que él permite reconocer las raíces primigenias que identifican culturalmente a toda la comunidad progresista comprometiéndose con sus habitantes en el quehacer cotidiano a fin de lograr objetivos concretos, creemos oportuno sistematizar la historia de “El Carril” de la siguiente manera:

 

 

 

PERIODO DE FORMACIÓN

 

       Desde fines del siglo XVIII, en el que El Carril de Chicoana era transitado asiduamente por los comerciantes y troperos que asistían a la Feria de Sumalao originando un poblado a orillas de la ruta central del Valle de Lerma, se visualizan las siguientes etapas:

  1. Una primera de formación socio-económica.
  2. Una segunda etapa de integración regional dada la intervención de la población en la Guerra de la Independencia Institucional.
  3. Una tercera etapa de integración departamental y desarrollo institucional como partido del departamento de Chicoana 1.850.
  4. Una última y cuarta etapa de autonomía local desde 1.880, cuando la Villa de El Carril solicita la creación de un pueblo con delimitaciones geográficas y políticas.

 

 

PERIODO HISPANICO

 

        Si bien es cierto que el origen del nombre del pueblo de El Carril, data de la época hispánica, mal podría se reconocer su historia como comunidad sin hacer referencia a la vida de los primeros habitantes, antecesores raciales y culturales: los nativos u hombres de esta tierra, quienes pasaron a constituir las culturas del silencio de este continente al que se denomino AMERICA.

                        A 500 años del discutido acontecimiento europeo, “Descubrimiento y Conquista del Nuevo Continente”, se continua diciendo que los verdaderos dueños de estas tierras eran salvajes, incivilizados, feroces; sin embargo hoy somos poseedores de tradiciones culturales remotas en el tiempo, pero nos identifican como pueblo.

                        Alrededor del año 1.400, esta zona estuvo habitada por tribus de aborígenes, quienes establecidos a orillas de los ríos, en las sierras y lomas, desarrollaban un estilo de vida propio denominado por los arqueólogos contemporáneos Cultura del Valle de Salta.

                        Los parajes de esta representan en sus suelos restos de cerámica, las que en el pasado fueron olas, pucos, platos, vasos ceremoniales o bien urnas funerarias de niños o adultos; hachas de mano y de mango de 10 a 15 cm de obsidianas y piedras duras.

                        Estos elementos permiten leer la vida de una comunidad sedentaria, en la cual se dio la actividad de la caza de animales organizada y progresivamente aparecieron la domesticación de animales y de plantas, el cultivo del maíz y la transformación de los granos en harinas o féculas mediante a la molienda en metales y morteros.

 

        Siendo la base de la comunidad la familia, formaron tribus con un jefe militar y religioso al frente, entre los que se puede citar la de los: ATAPSIS, los YACAMPIS, los PULARES y los CHICOANAS.

                        Dice Antonio Serrano, estudioso de la zona, que los nombres de las tribus son parcialidades del sector conocido como KAKANO, que desarrollaron culturas entroncadas todas en una cultura básica general, pero diferenciadas en el tiempo y el espacio.

                        La riqueza de los valles y la facilidad de comunicación favorecieron el intercambio de productos, así la ruta que bajaba desde la quebrada de Humahuaca por la del Toro y los Valles Calchaquíes por el Sur y Oeste, permitía la acción comunitaria del trueque de productos agrícolas y artesanales de los Valles con los tejidos, sal de los Andes y Puna, al igual que los frutos silvestres y maderas de los bosques. Prueba de esto son los restos de cerámica de los horizontes culturales de Santa María, San Francisco, La Candelaria y la Tosca Marleada, propia de la selva y bosques esparcidos en numerosos parajes de la zona.

                        Tuvieron una religión politeísta y naturalista. Adoraban y rendían culto a los animales relacionados con el agua, como ser el sapo, la víbora, el suri. Creían en tres planos representativos del mundo: el de los dioses, el de los hombres y el de los muertos, unidos por un eje de la vida desde donde se genera todo movimiento.

                        Alrededor del año 1.480, como consecuencia de la expansión del Tahuantinsuyo, llegaron los Incas y organizaron la provincia de Chicoana, que abarca desde él rió Toro, al Norte, hasta el Tolombón al Sur, con lo que esta zona quedaba dentro de ella, con capital en la ciudad de Chicoana, en la Paya, lugar donde se trazo el camino Inca que llegaba a Mendoza.

                        El centro militar y poblacional de esta región, se estableció en Las Lomas Chatas, en el actual paraje de Chivilme, reducto Incario delimitado por pircas de piedra que protegían el caserío y permitían el dominio de la ruta a Tolombón. Quizás desde este centro se domino a las tribus que habitaban las sierras y lomas de Sancha, de la banda del rió Rosario y Arias, en las que se encuentran restos de cerámica Inca. Con este pueblo se introdujo el habla de la lengua quechua y el culto a la Pachamama, divinidad propiciatoria de la fertilidad de la vida y bienestar, representada por alimentos, productos de la cosecha, coca, bebidas, sangre de los animales, los que entierran en un lugar sagrado o apacheta.

                        En 1.550, la zona vallista estaba habitada por la nación de los Pulares, Diaguitas y la tribu de los Chicoanas, quienes se resistieron a la dominación Inca, prueba de ello son los fuertes o pucaras que construyeron los Incas para asegurar sus dominios.

                        En 1.535, desde el Alto Perú, hacen su entrada por la quebrada de Humahuaca los conquistadores españoles. Algunos historiadores modernos opinan que Diego de Almagro en 1.536 llega a Chicoana, ubicada en los Valles Calchaquíes siendo el camino del Inca; otros afirmaban que dicha población estaba ubicada en El Valle de Lerma, de esta forma la ruta pasaba por El Carril.

 

                        La expedición de Diego de Rojas en 1.543, por la Quebrada del Toro o por Escoipe, llega también al mismo Chicoana. Todas buscaban llegar a Chile y encontrar riquezas metalíferas. Recién a partir de la incursión de Juan Núñez del Prado se inicia la política fundacional del Rey de España, en el año 1.549, sin embargo, de acuerdo a relatos de cronistas, no se menciona a Chicoana.

                        En 1.563, el Rey Felipe II crea por Real Cedula de Gobernación del Tucumán y ordena una acción poblacional mediante la fundación de ciudades. De esta forma, el gobernador Gonzalo de Abreu, llamo rió de Abreu, en el actual paraje de Peña flor.

                        Esta fundación española, fue seguida por una acción colonizadora por parte de las órdenes religiosas de los Jesuitas, Franciscanos y Mercedarios, quienes iniciaron una labor evangelizadora y cultural, enseñando la doctrina de la Santa Fe Católica Romana, suministrando los sacramentos e introduciendo elementos culturales europeos, como la lengua castellana, vestimentas, cultivo de tierra e introducción elemental de la lectura, escritura y cálculos numéricos.

                        En 1.650, se estableció la doctrina de San Pablo de Los Pulares y luego de San Pablo de Chicoana, Las Mercedes, reales consistentes en tierras e indios, dio lugar a la formación de Chacras y Haciendas, como la implantación del sistema de la encomienda indiana, cuyas consecuencias fueron las pérdidas de vidas, ya que el aborigen se resistía a la privación de la libertad y al trabajo forzado.

 

 

                        El desarrollo de la actividad minera del Perú y Potosí, al igual que en los cerros de Chicoana, entre los siglos XVII y XVIII, proporcionaban grandes ganancias económicas a los comerciantes de Salta y del Valle de Lerma, mediante la habilitación entre los meses de Febrero y Marzo, de La Gran Feria Anual de Salta, en los predios de Sumalao. Al inicio del verano los potreros de esta zona vallista presentaban sus pastos tiernos, verdes y eran alquilados a comerciantes de Santa Fe y Córdoba para la invernada de las mulas.

                        Este centro comercial permitió que El Carril del Curato de Chicoana sea transitado asiduamente por españoles y vallistos, tucumanos, riojanos, catamarqueños, quienes como artesanos y productores de mercancías alimenticias, llegaban al Sumalao para comercializar sus productos.

                        El éxito de la Feria de Sumalao, el suelo apto para el desarrollo de la agricultura y ganadería, su posición geográfica y estratégica en el centro de la ruta a los Valles Calchaquíes y de Lerma, posibilitaba la integración comercial y cultural. Poco a poco se fue poblándose, convirtiéndose en residencia definitiva de los vallistos, españoles, cholos y rioplatenses, esclavos, libres y negros, quienes formaban parte de un orden socio-cultural.

                        A comienzo del siglo XIX, El Carril del Curato de Chicoana y la Hacienda del Bañaos de El Carril, propiedad de don Santiago de Figueroa, fueron centros poblacionales, el primero dedicado al comercio y el segundo a la ganadería, pero ambos atraían constantemente a los transeúntes de El Carril.

 

 

Esto permite afirmar que El Carril, desde sus orígenes, fue un pueblo de formación espontánea y no de fundación española, producto de causas sociológicas y económicas.

                        A partir de 1.810, cuando se lleva a cabo el proceso de emancipación del Rió de La Plata, el Norte comienza a participar en defensa de sus tierras y por la libertad, animados por la propaganda ideológica en Salta de los patriotas Gurruchaga y Moldes frente al avance español.

                        El fracaso de las expediciones militares comandadas primero por Castelli, luego por Belgrano que es derrotado en Vilcapugio y Ayohuma, lleva a solicitar relevo y se nombra al Gral. San Martín, jefe del ejército Auxiliar del Norte. Este hecho permite a los pobladores de El Carril, escribir sus páginas de gloria en la historia de la Independencia Nacional. Los ideales de Mayo se hicieron carne en el campesino como era llamado entonces, el hombre dedicado a la faena rural, pero con la llegada del Gral. San Martín y el reconocimiento oficial de la milicia de Güemes, comenzó a registrarse con el nombre de Gaucho en los partes militares.

                        Desde 1.814 y hasta 1.817, el Valle de Lerma desde la Caldera hasta Guachipas, fue el escenario natural de un vasto terreno de operaciones militares, conocida como Guerra Gaucha de los Gauchos, para evitar la concreción del objetivo español de dominar el Tucumán, avanzar a Córdoba, unirse a las tropas de Chile y tomar Buenos Aires. Para esto planificaron invasiones militares a Jujuy y Salta, ante la que los gauchos de Güemes,

 

Comandados por hábiles estrategas lugareños, formaron escuadrones y partidas para defender el suelo patrio.

                        Así en 1.814, invadida por segunda vez Salta, por la fuerza del Virrey del Perú, Joaquín de la Pezuela, sus tropas exhaustas se dirigieron a Chicoana, saquearon a la población y produjeron el levantamiento del gaucho, que eligió comandante a don Luis Burela y Saavedra. Abandonando sus bienes y familias, se encolumnaron con su jefe y derrotaron al enemigo el 9 de Marzo de 1.814, en el mismo pueblo.

                        Luego, sesenta gauchos a las órdenes de don Pedro Zabala, terrateniente del lugar, lo persiguieron hasta El Carril del Bañado, donde los emboscaron, hirieron al comandante, les quitaron sus armas y los tomaron prisioneros. San Martín en su parte militar fechado el 25 de Marzo de 1.814 informa al director Posada que ha recibido noticias de Güemes de que una partida de sus gauchos sorprendió y tomo prisioneros a varios realistas en El Carril.

                        El gobernador Martínez de Hoz, habiendo recibido refuerzos de Pezuela, el 10 de Junio, se dirigió a Guachipas con cuatrocientos soldados de infantería y caballería con el objeto de recoger víveres y ganado, como así también de castigar a los gauchos. El comandante Zavala acampo en Sumalao con refuerzos enviados por Güemes y a la llegada de los españoles los ataco por sorpresa librando un combate que duro más de dos horas. La columna giro y tomo dirección a Chicoana, fueron perseguidos hasta Pulares, allí pasaron la noche del 21 y al romper el DIA 22 siguieron a Escoipe perseguidos por Burela y Zavala, pasaron por la Viña y regresaron al Carril donde fueron emboscados cinco veces, en estos duros combates murió el coronel Sardina, que fue reemplazado por Vigil y este emprendió la huida primero a Escoipe y luego a la ciudad con unos setenta hombres. Los patriotas tuvieron seis muertos y dieciocho heridos.

                        De esta forma el pueblo de El Carril prestó servicios a la causa noble de la Independencia Nacional.

 

ASPECTO GEOGRAFICO

 

Geomorfología

                        La formas de su suelo es suavemente ondulada; en la zona Este de Norte a Sur se encuentran las estribaciones de las Sierras de Sancha. Los cerros de San Simón y de Castilla, la sierra Loma de los Quebrachos, las Abras de la Calderilla y de San Simón.

                        La zona centro, se asienta sobre el Valle de Lerma, extensa cuenca tectónica de sedimentación moderna, su estructura base está conformada por rocas metamórficas: esquito, pizarra, areniscas y cuarcitos, productos del movimiento tectónico del Protezoico.

                        En el Precámbrico, al ser invadida por aguas marinas y al retirarse estas en el Paleozoico y Mesozoico, quedo una importante cubierta sedimentaria orgánica, la que dio origen al suelo vallisto, rico y fértil, apto para el desarrollo de la agricultura.

 

                        Finalmente, en el terciario y Cuaternario, un nuevo movimiento fracturo el basamento, dando lugar a las elevaciones. Este valle surcado por ríos y arroyos, presenta las Lomas de Zamora, de San José y el valle de Bella Vista.

 

Hidrografía

                        Por el Este, de Norte a Sur, circula el rió Arias, que como colector principal, recoge las aguas de los ríos Rosario, Pulares y Chicoana, que descienden del Oeste y de los arroyos de Las Garzas y de San Simón desde el Este, y las deposita en el dique General Belgrano (Cabra Corral) a la altura del paraje La Maroma, dentro del Dpto. de Chicoana. El subsuelo presenta napas de aguas subterráneas a una profundidad de 14 a 22 metros, aptas para el abastecimiento de la población, la que en los parajes de “El Bañado”, “Las Barrancas”, y “Calvimonte” afloran a ras del suelo, originando vertientes y bañados.

 

Clima

                        De acuerdo a la clasificación general de climas, esta zona está encuadrada en el clima cálido, específicamente en la variedad tropical serrana que corresponde a las Sierras Subandinas y a la Cordillera Oriental.

                        La temperatura, es moderada en verano, oscila entre los 28 C y 30º C, en invierno entre los 10º C y 14º C, determinando una amplitud térmica diurna anual acentuada. Las heladas son escasas.

 

                        Los vientos circulan de Este a Oeste, llegando influencias de los vientos locales argentinos, como el Zonda de San Juan, que sopla desde el anticiclón del océano Pacifico, el que al atravesar la cordillera de los Andes se transforma en viento cálido y seco; ya que en esta región provoca temporales ocasionalmente.

                        Las precipitaciones son orográficas, moderadas y por lo general en verano se registran términos medios de 500 a 700 mm, entre los meses de Enero y Febrero.

                        A estos factores climáticos, en los últimos 20 años, se suma la influencia determinante de la concentración de las aguas del dique Cabra Corral, que al producir variaciones en la temperatura y humedad atmosférica diaria, da lugar a un tipo climático local o micro clima de la zona valle – serrana.

 

CARACTERÍSTICAS ÉTNICAS Y SOCIALES

 

 

                        Se encuentran asentados en El Carril, distintos grupos sociales que han venido dando a lo largo del tiempo características de real interés.

                        La actividad laboral generada por el cultivo del tabaco ha sido y continua siendo un polo de atracción de trabajo de nuestra propia provincia, de otras provincias vecinas y de países limítrofes como Bolivia, Chile y Paraguay.

                        En el aspecto sanitario, estos movimientos migrantes generan grandes altibajos en las propuestas programáticas, ya que no permiten un seguimiento estricto y especialmente se convierten en situaciones difícilmente evaluables, sobre todo porque se desconocen los antecedentes de salud de los numerosos trabajadores, muchos de los cuales se renuevan cada año.

                        Además de la variante étnica, existen variantes culturales tales como las creencias y religiones. Con relación a esta última es de destacar que si bien el catolicismo continua siendo mayoría, un surgimiento importante de otros grupos cristianos y sectas está comenzando a generar cambios de conductas en significativas porciones de la población, en especial en el área de salud, donde una fuerte y arraigada tradición se confunde con acciones programáticas, conformando una resultante poco convencional.

 

 

Población

 

                        De acuerdo al último censo nacional, efectuado en 2001, del circuito de “El Carril”, la población actual es de 9.783 habitantes (varones 4.914 – mujeres 4.869)

 

 

Flora y Fauna

 

                        La flora natural es de monte bajo, con casi todas las especies características tales como: la mora, el algarrobo, el ceibo, la tusca, el molle, el tala y en las zonas húmedas abundan las cañas, totoras, y el berro, los mismos se extienden en forma variada por toda la geografía carrileña.

                        La fauna, está representada por ejemplares propios de las sierras: reptiles, roedores, pavas del monte, cuervos, caranchos, garzas, perdices, comadrejas, corzuelas, vizcachas, ciervos, zorros, leones, chanchos del monte, y aves de todo tipo.

                        Un elemento que obra como conservadora de estas especies vegetales y animales es la existencia de grandes fundíos de propiedad privada que impiden la depredación discriminada.

 

  PRODUCCIÓN AGRÍCOLA – GANADERA

 

                        Con sus condiciones de valle, El Carril se ha convertido en uno de los centros de mayor producción de tabaco de la provincia de Salta, caracterizándose especialmente por la excelente calidad de las variantes de Burley, Virginia, Criollo.

                        Esta situación impulsa a El Carril en una economía regional de singulares características: el elemento más importante de este complejo económico, lo conforma sin duda, el asentamiento de la planta Procesadora y Acopio de Tabaco “Nobleza Piccardo”, y se complementa con el amplio espectro de la producción.

                        En lo que hace a la actividad ganadera, podríamos decir que ocupa en el pasado el primer lugar entre las actividades productivas salteñas, pero ha venido descendiendo progresivamente su importancia relativa.

                        La mayor parte del plantel vacuno pertenece a la raza criolla de bajo rendimiento carneo y discreta calidad. La difusión de las especies europeas es escasa.

                        La agricultura prospera en el cultivo de tabaco; le siguen en importancia los siguientes productos tales como: las hortalizas, legumbres, maíz, forrajes y poroto.

 

ECONOMÍA

 

                        DIOS colmo de dones naturales a El carril y el nombre se encargo de plasmarlo. Hoy se refleja en el desarrollo material, crecimiento y proyectos alcanzados, que trascienden fuera de sus límites jurisdiccionales, producto de la característica original de sus pobladores, dada por la necesidad y ansia de crecer.

                        El suelo suavemente ondulado y rico; el clima moderado; sus ríos y aguas subterráneas; su ubicación geográfica y estratégica en el centro del Valle de Lerma y fácil comunicación terrestre con el Norte, Oeste y Sur, posibilito desde la época prehispánica el desarrollo de la agricultura mediante el cultivo del maíz, el tabaco, al igual que el intercambio de productos alimenticios con los pobladores de Los Andes, generando una economía de subsistencia y comunitaria.

                        En los siglos XVII y XVIII, se introduce el cultivo de trigo en las chacras y haciendas, alfalfares por parte de los conquistadores y se acrecienta la actividad comercial mediante el alquiler de potreros para la invernada de animales traídos desde la Pampa Húmeda, que eran vendidos en la Feria de Sumalao, juntamente con productos artesanales de Los Valles de Catamarca, Calchaquíes, de La Rioja, Tucumán y Córdoba.

                        Actividad que permitió que El Carril de Chicoana prosperara constantemente llegando a ser un centro puntual para el comercio de Salta.

                        El hecho de estar ubicado en el centro del camino entre los Valles Calchaquíes y de Salta, permitió en la primera mitad del siglo XIX el establecimiento de un molino harinero en la hacienda de San José y la Población por parte de una familia de apellido Zuviría, oriunda de San Carlos.

                        Otros establecimientos dignos de destacar son los molinos de Las Barrancas y San Antonio.

                        En el mismo siglo, se inicio en el departamento de Chicoana el cultivo de tabaco planta originaria de América, llamada por los indígenas TOBAK y poco a poco se fue dejando el maíz y el trigo, al igual que la ganadería para que se desarrollaran en adelante en las sierras del Este.

                        A partir del año 1.900, con la llegada del Ferrocarril General Belgrano y el trazado de la ruta hacia el Sur complementada con el camino a Cachi en 1.992, la compañía Nacional de Tabaco S.A. comienza a explotar la zona de Chicoana.

                        En 1.936 se levanto el primer depósito acopiador con oficinas y viviendas para sus directivos y obreros.

                        En el año 1.945 se inaugura la Planta Primaria Zuviría de la Compañía Nobleza Piccardo S.A.

 

 

  LA CREACIÓN DEL MUNICIPIO DE EL CARRIL

 

El 16 de Abril de 1.885, en el acuerdo Nº 3 de la Sección municipal de Chicoana, se nombro por el partido de El Carril, juez propietario a Don. Emilio Figueroa y juez suplente a Don Balbín Díaz.

                        En 1.886, vecinos de la villa de El Carril solicitan al gobierno provincial la creación de un pueblo y el traslado de la capital departamental A El carril, hecho que no se concreto hasta el año 1.912 en que por decreto Nº 49 se crea el pueblo de El Carril y se lo delimita.

                        El 2 de Febrero de 1.912, el Ministerio de Gobierno de la Provincia, viendo la presentación hecha por los vecinos del Partido de El Carril, que solicitan la creación de una Comisión Municipal y de acuerdos a los informes de los comisionados Don. David Zambrano (h), el Dr. Abraham Cornejo y Don Indalecio Zuviría, quienes aconsejaban los límites jurisdiccionales. El Ejecutivo Provincial a cargo de Don Avelino Figueroa, mediante decreto Nº 49 crea la comisión municipal de El Carril y fija los limites.

                        En el artículo Nº 9 nombra como miembros a los Sres. Rafael Zuviría, Ricardo San Millán, Waldino Goytea, Segundo Juárez Moreno y Abel Belmonte.

                        El 10 de Octubre de 1.929 se sanciona la nueva constitución Provincial que contempla el Régimen Municipal en la Sección Sexta Capitulo Único de acuerdo a lo establecido en el Articulo Nº 171, correspondiente al municipio de El Carril la tercera categoría.

                        El articulo Nº 178 determina la composición del gobierno a cargo de una comisión municipal de cinco miembros, de los cuales uno era designado por el Ejecutivo Provincial y se llamaría presidente o intendente.

                        El 2 de Junio de 1.986 la Convención Provincial aprueba la Nueva Constitución Provincial, la que en su sección tercera capitulo único dedicado al régimen municipal en 14 artículos desde el 164 al 177 trata su naturaleza y determina que todo centro poblacional permanente que cuente con un numero de 900 habitantes constituye un municipio encargado del gobierno y administrador de sus intereses y servicios. Goza de autonomía política administrativa y financiera.

                        El gobierno municipal estaría compuesto de un Departamento Ejecutivo a cargo de un intendente elegido en forma directa y a simple mayoría de sufragios.

                        Un Concejo Deliberante cuya integración se fija de acuerdo al número de población, así a El Carril le corresponde elegir 5 concejales. El sistema es el de voto directo y proporcional, con una duración de 2 años.

                        De esta forma compete al ejecutivo administrar los bienes del pueblo, iniciar proyectos, dictar resoluciones, encarar obras públicas y al Concejo Deliberante establecer ordenanzas municipales o sea legislar para concreción del co-gobierno, que conduzca al bienestar, respetando la Constitución Nacional y Provincial.

 

ZONA URBANA

 

                        Comprende el radio del pueblo, en cuyo centro, que gira alrededor de la calle Gral. Güemes, se encuentran el Centro Cívico Municipal, la plaza Gral. José de San Martín, parroquia Nuestra Sra. De Las Mercedes, el Correo, el Registro Civil de las Personas, la Sub comisaría dependiente de la Unidad Regional Centro Nº 1, la Delegación del Banco de Préstamos y Asistencia Social, El Banco Provincial de Salta (sucursal El Carril), la Delegación del Instituto Provincial de Seguros, ANSES (sucursal El Carril), Criminalística del Valle de Lerma, Asociación de Jubilados y Pensionados y numerosos comercios.

                        Las principales calles son: Gral. Belgrano, 25 de Mayo, Gral. Güemes, Islas Malvinas, Luis Burela, San Rafael, 20 de Febrero, Calixto Gauna, 1º de Mayo, entre otras.

 

ZONA RURAL

 

                                   Esta formada por los parajes y fincas aledañas al pueblo: Calvimonte, Las Garzas, San Simón, El Prado, San Antonio, Las Barrancas, La Soledad, Monte Grande, San Joaquín, El Mollar, La Viña, Bella Vista, El Tipal, San Nicolás, Santa Rita Norte, Santa Rita Sur, San José, Zamora, El Bañao y El Pedregal.

                        Para conocer acerca de nuestro pasado, consultamos a la Sra. Jueza doña Marta Vildoza, descendiente de una de las más antiguas familias de este pueblo, quien nos manifestó, de acuerdo a los escritos dejados por doña Teodoncia Muñoz, que los primeros vecinos fueron las familias de José Luis Muñoz, Nicanor Yánez, Juárez Moreno, Félix Martínez, Ramón Morales, según actas del año 1.860.

                        Según actas de 1.867 los Sres. Yánez y Muñoz llevaban ganado a Chile y mercadería a Bolivia.